TX EduXpert - шаблон joomla Новости

¡Tiernísima Madre de Dios y los hombres!

Salida Virgen 159

A las 00 horas las puertas de la Basílica se abrieron y los custodios sacaron en andas a la imagen peregrina de María de Itatí. 
Acompañado de sacerdotes de la Comunidad de Itatí ,El Arzobispo de Corrientes Monseñor Stanovnik,realizó una súplica a Nuestra Señora de Itatí.

 

Stanovnik saluda a la virgen

 

"TIERNISIMA MADRE DE DIOS Y DE LOS HOMBRES"

“Tiernísima Madre de Dios y de los hombres, que bajo la advocación de la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí, nos miras esta noche a tus pies para renovar nuestra fe, esperanza y amor, y para consagrar nuestra vida y la vida de todo nuestro pueblo, especialmente a los más pobres e indefensos, a tu corazón inmaculado.

                                                 ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

No deseches ahora las súplicas de tus hijos, que humildemente recurrimos a vos. Atiende nuestra súplica por el inocente que no ha nacido y también por sus mamás que sufren en su cuerpo y en su espíritu. Te pedimos que les hagas sentir tu abrazo tierno y amoroso. A vos, Tierna Madre de Itatí te confiamos la causa de la vida.

                                              ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

Atiende nuestras necesidades, que tú las conoces mejor que nosotros: míranos heridos y agobiados por tanta miseria y pobreza, por la trata de personas, la violencia y las drogas; por la la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención; por niños mal alimentados y por tantas nuevas formas de esclavitud y descarte.

                                             ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

Y sobre todo Madre mía, concédenos un gran amor a tu divino Hijo Jesús, y un corazón puro, humilde y prudente; porque, así como vos tuviste el coraje y la audacia de decir siempre sí a Dios y a la vida, también nosotros y nuestros legisladores, seamos valientes en salvar, cuidar y acompañar las dos vidas, la de la mamá y del bebé que crece en ella.

                                             ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

Queridísima madrecita de Itatí, danos paciencia en la vida y fortaleza en las tentaciones para que no rechacemos a nadie, que a nadie devolvamos mal por mal, que no descalifiquemos al que piensa distinto, y que siempre en todas partes anunciemos el Evangelio de la vida con firmeza y con amor.

                                          ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

Esta noche, Tierna Madre de Itatí, frente a tu bella imagen, renovamos nuestra consagración y te encomendamos especialmente a nuestras familias, a nuestros niños y niñas, a nuestros jóvenes, a nuestros abuelos y ancianos, a las mamás que llevan a una hija o un hijo en su vientre y a sus papás, a los trabajadores y empresarios, a nuestros enfermos, a los que nos gobiernan y a todo nuestro pueblo.

                                        ¡Con amor filial te decimos: ayúdanos Madre!

 

¡Tierna Madre de Itatí, ruega por nosotros!

Itatí, 00.00 horas del 16 de julio de 2018

Mons. Andrés Stanovnik OFMCap.

Arzobispo de Corrientes